Cuando el hobby se vuelve servicio

Cuando el hobby se vuelve servicio

La actuación de los radioaficionados en casos de emergencia

Cuando las infraestructuras de telecomunicaciones caen. Bien sea por un desastre natural o por otras causas, los radioaficionados pueden prestar ayuda para suplir estas carencias y ayudar a las autoridades a suplir estas carencias.

Los radioaficionados han apoyado las comunicaciones en situaciones de emergencia de forma voluntaria desde el comienzo de las comunicaciones por radio. Son expertos en comunicaciones de radio y tienen el equipo, las habilidades y las frecuencias necesarias asignadas por la UIT (2017d) para desplegar redes en eventos de emergencia de manera rápida y eficiente. La actividad de radioaficionados está autorizada de acuerdo con las licencias emitidas por los gobiernos nacionales.

Casi todos los gobiernos del mundo reconocen esta labor desinteresada e incorporan a los radioaficionados como un recurso valioso en caso de emergencia. Los radioaficionados se preparan para estas situaciones, mediante prácticas de operaciones de emergencia y de despliegue de redes de comunicaciones.
Pero no es necesario que haya un desastre que afecte las comunicaciones para que los radioaficionados intervengan. Es el caso de una noticia acaecida en españa durante la crisis del covid-19, donde un grupo de radioaficionados instaló un repetidor y dotó de equipos a un profesor y a nueve alumnos de un colegio rural en lugo.

También radioaficionados han donado equipos de comunicaciones (walkie talkies) a hospitales para que los profesionales sanitarios puedan comunicar desde las UCI con sus compañeros en el exterior sin necesidad de salir. Radioaficionados voluntarios de todo el mundo se han unido a universidades para ayudar en el desarrollo de equipos críticos en la gestión de la crisis como respiradores. Por todo el mundo, los radioaficionados han preparado sus equipos y se mantienen alerta para intervenir en caso necesario.

La radioafición ofrece una forma única de mantener nuestros contactos sociales mientras permanecemos físicamente separados unos de otros. Muchos radioclubs y sociedades nacionales están activando repetidores locales y otras redes de comunicaciones de emergencia para estar preparados en caso de que surja la necesidad de sus servicios. En españa, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales ha emitido una resolución para que las estaciones de radioaficionado puedan ser operadas por personas sin autorización, bajo la supervisión de radioaficionado autorizado, mientras dure el estado de alarma decretado por el gobierno.
Links de interés:La ITU destaca el papel de la radioafición en las comunicaciones de emergenciaFrecuencia para emergencias internacionales en el QO100, primer satélite geoestacionario de radioaficionados.Vocalía de emergencias de la unión de radioaficionados españolesRed de radio de emergencia de protección civil (REMER)-Amateur radio emergency data network (AREDN)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *