¿que es ser radioaficionado? LA HISTORIA INTERMINABLE

EA5LN, Francisco

Soy radioaficionado. Siento verdadera pasión por la radio. No puedo negarlo.

Cuando era un niño de aproximadamente diez años descubrí la radio por primera vez. Bueno, en realidad esto no es del todo cierto. En mi casa había un receptor de “toda la vida” (de toda mi corta vida, en aquel momento). Era una radio “de válvulas”, de la marca VILOR. Muy parecida a esta.

Radio Vilor

Una radio de este tipo tiene varias “bandas”: Onda Larga, Onda media, y Onda Corta. Pero esto, es otra historia…

En aquellos tiempos, mi hermano realizaba un curso de electrónica por correspondencia, que eran muy populares. Pero esto, también es otra historia…

Lo que me hizo cambiar radicalmente fué un pequeño circuito electrónico, extremadamente simple, pero de una belleza tal que, aún hoy en día, muchos aficionados siguen construyéndolos por puro hobby. Se conoce como “radio de galena”.

Todo vino por la “pataleta” de un niño por querer cambiar la sintonía de la radio a algo más “alegre e interesante” que las aburridas noticias…

-“¡sólo hay una radio, y mamá quiere escuchar las noticias y la telenovela!” (perdón: radionovela).

-”Pues usa la radio de papá”

-”no tiene pilas. Además, papá no quiere que la use” (pero sí sabía que no tenía pilas…)

-”pues contrúyete una radio de galena, que no necesita pilas”.

<< No necesita pilas, no necesita pilas, no necesita pilas, no necesita pilas, no necesita pilas… >>

Aquellas palabras resonaron en mi cabeza como si se encontraran en lo que entonces desconocía que era un circuito resonante. Y no paré de darle la lata a mi hermano hasta que se prestó a ayudarme a construir la radio esa que funcionaba sin pilas.

Por alguna extraña razón, debía esperar a que se acabara el papel higiénico, pues el tubo de cartón era un componente esencial de aquella radio ¿?. Pero esta, también, es otra historia…

 Aquello fué un punto de inflexión. La magia de la radio me capturó por completo. ¿cómo era posible que aquello tan simple pudiera recibir “la radio”, algo que era de una complejidad terrible?. Empecé a leer revistas y libros de mi hermano, primero, y los que yo compraba, después. En un momento dado, mi hermano compró un kit de emisora de CB. “¿como, que también uno puede emitir, y no sólo recibir?” Las interminables pruebas me tenían fascinado…”¡mamá! ¡puedes decirle al “nano” que nos deje en paz!”. Al cabo de un tiempo, adquirió un equipo de CB Comercial, de la marca PONY, y las pruebas se acabaron.

Con el tiempo acabé “heredando” el equipo de radio de mi hermano, no sin que antes sufriera un montón de modificaciones. Pero esto, también es otra historia…

La radio “de válvulas” acabó en mis manos, en la medida que otro aparato más moderno, un “transistor” había ocupado su lugar. “¡y recibe frecuencia modulada!”. Con aquel receptor. me convertí en aficionado a la escucha de la Onda Corta, con el estupendo «hilo largo» que extendí sobre el patio interior del edifio donde vivíamos . Moviendo el dial de aquella radio, acabé encontrando unas señales muy extrañas, que parecían grabaciones distorsionadas del pato lucas…

-”¿que es esto?”

-”ssb

En un momento dado, alguien me dijo, o leí en algún sitio, que si acercaba un pequeño circuito llamado “oscilador”, a aquella radio, podía llegar a entender lo que hablaban ¿?. Pero esta, también es otra historia…

EA5LN, Francisco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *